martes, 05 de julio de 2022

Centroamérica, un compendio de paraísos para submarinistas

[b]Centroamérica, un compendio de paraísos para submarinistas[/b]

Honduras, Belice y Panamá, entre otros destinos de Centroamérica, han ganado reputación internacional como paraísos para los submarinistas. En la región se pueden vivir aventuras únicas, desde una exploración en el Blue Hole hasta nadar junto a un tiburón ballena.
Igualmente, las opciones van desde bucear entre barcos hundidos a hacerlo en un lago de origen volcánico.

La larga lista de posibilidades para el buceo, tanto en la costa del Caribe como en la del Pacífico, se complementa con una rica oferta en turismo arqueológico, colonial, de naturaleza y aventura, sol y playa, y bienestar.

Recientemente tuvo lugar en Madrid la VI Edición de la Feria del Buceo, a la cual acudieron representantes del Instituto Hondureño de Turismo (IHT) para poner en valor su oferta en este ámbito.

En ese ámbito, el director del IHT, Emilio Silvestre, hizo hincapié en la isla de Utila, una de las Islas de la Bahía, en el litoral caribeño: un paraíso natural para los amantes del buceo, ya que cuenta con un paisaje acuático de ensueño, peces de colores y arrecifes coralinos, además de ser de los pocos lugares del mundo donde es posible bañarse junto al tiburón ballena.

La mejor época para vivir la experiencia del tiburón ballena, ya sea en Honduras, Belice o Panamá, es de marzo a junio en las noches de luna llena.

El Salvador, entretanto, ha puesto en marcha el Corredor de Arqueología Subacuática, una ruta que discurre entre cinco barcos que naufragaron y que hoy funcionan como zonas de refugio, alimento y reproducción para numerosas especies marinas.

La costa de Costa Rica en el Pacífico está llena de rica diversidad biomarina. En las inmersiones en esta parte del país se puede observar tortugas marinas, variedad de tiburones, delfines o ballenas jorobadas. La mejor época para hacerlo corre de marzo a noviembre.
En San Juan del Sur, en Nicaragua, también se pueden observar ballenas en su ruta migratoria hacia el sur en el mes de diciembre.

Guatemala completa la oferta submarina en la región con la posibilidad de zambullirse en sus lagos de origen volcánico, ya sea en Atitlán, uno de los lagos más bellos del mundo, o en la laguna de Ayarza.

Compartir artículo