viernes, 23 de febrero de 2024

Centroamérica y México buscan dar mayor impulso al proyecto conjunto Mundo Maya

[b]Centroamérica y México buscan dar mayor impulso al proyecto conjunto Mundo Maya[/b]

Mejorar su conectividad terrestre y aérea, lograr más alianzas entre el sector público y privado en favor del turismo y ganar una mayor coordinación en función del multidestino continúan siendo los grandes retos que enfrentan las cinco naciones integradas al denominado Mundo Maya, que analizaron de nuevo este fin de semana cómo mover más viajeros por la región donde se concentran los principales vestigios de esa cultura precolombina.

En una reunión sostenida en El Salvador, el ministro de Turismo de ese país y sus homólogos o representantes del sector de Honduras, Guatemala, Belice y México, debatieron sobre la estrategia que seguirán en próximos meses para incrementar el turismo cultural entre sus respectivos territorios a partir de este gran proyecto, justo cuando también han presentado el programa de actos y festividades con los que celebrarán en diciembre próximo el fin de un ciclo de 5.200 años en el calendario de la civilización maya.

Este hecho en particular, que ha generado gran expectativa e interés en todo el mundo por estar vinculado a teorías diversas, como la que dice que los mayas predijeron el fin de la civilización humana a partir del 21 de diciembre de 2012, o la que apunta al nacimiento de una nueva era en nuestro desarrollo tras esa fecha, se ha convertido en un detonante para el turismo y en un fuerte motivo para rescatar sitios arqueológicos y crear toda una ruta vinculada con esa cultura a través de México y Centroamérica.

Según aseguró el titular del Turismo salvadoreño, José Napoleón Duarte, en declaraciones a agencias de prensa, se espera que al cierre de este año entre 28 y 30 millones de turistas hayan llegado a conocer el “mundo maya”, pero ese flujo debe mantenerse en ascenso hasta el 2020, cuando se prevé que toda la región habrá recibido unos 52 millones de visitantes relacionados directa o indirectamente con esta temática.

Sin embargo, argumentó ese mismo ministro, quien actualmente se desempeña como presidente pro tempore de la Organización Mundo Maya, que entre las consideraciones tomadas en cuenta y valoradas nuevamente por los funcionarios de la región está la creación de políticas que promuevan el turismo de manera más coordinada en la zona, además de la promoción de alianzas público-privadas para fomentar aún más el resto de las acciones.

Al mismo tiempo, el proyecto propone trabajar para reforzar la identidad cultural de los pueblos indígenas que forman parte de la cultura maya y potenciar un turismo sostenible que no atente para nada contra el legado dejado por esa civilización, meta en la que estimaron que sí se ha avanzado.

Una de sus grandes limitantes, retomada en la citada reunión por la Secretaría de Turismo de México, está en que es preciso articular cuanto antes un plan conjunto para mejorar la conectividad aérea y terrestre de los países que conforman el Mundo Maya, así como gestionar alternativas que faciliten el tráfico de los viajeros a través de la ruta creada por la iniciativa.

En ese sentido, se pidió estudiar cómo implementar finalmente la idea de un Bus Maya que pueda recorrer todos los sitios arqueológicos y pueblos con esta cultura ancestral, sin ninguna complicación fronteriza y a través de carreteras comunes.

También se llamó a los países que integran el proyecto a que no sigan compitiendo por los turistas que reciben interesados en este tema, y piensen y actúen más como región, porque ello les permitirá ofrecer un producto muy abarcador, y por tanto más satisfactorio para el visitante.

[b]Un abanico de celebraciones[/b]

A partir del próximo 21 de diciembre, en todo el Mundo Maya preparan conciertos especiales, celebraciones y rituales de todo tipo con la participación de miembros de comunidades indígenas de cada país y actos que se realizarán de manera simultánea en toda la región, en los sitios arqueológicos de mayor importancia.

Por ejemplo, Guatemala informó que tendrá 13 actos que comenzarán el 20 de diciembre, pero los principales tomarán como escenario a Tikal, uno de los mayores centros urbanos de la civilización maya.
En Honduras, las actividades se realizarán en las ruinas de Copán, a 400 km al noroeste de Tegucigalpa, que cuenta con templos mayas, la cancha de juego de pelota, la escalinata de los jeroglíficos y estelas en piedras talladas, entre otros atractivos.

Belice, según su ministro de Turismo, José Manuel Heredia, tiene prevista el 21 de diciembre una «boda internacional» de 100 parejas que se jurarán «amor eterno» en el sitio arqueológico Caracol, que alberga la estructura maya más alta del país -46 m-, con cinco plazas, un observatorio astronómico y otras estructuras.

Además, el país alista para ese mismo día un concierto con artistas internacionales en Altun Ha, centro ceremonial donde fue hallada la famosa cabeza de jade del Dios Sol Kinich Ahau.

Por su parte, en El Salvador, en los sitios de El Tazumal y Joya de Cerén, tendrán lugar el 21 de diciembre «show de luces», «caravanas mayas» y «una noche de contacto con las estrellas», según adelantó su titular de Turismo.

De su lado, Alexander Naime, representante de la Secretaría de Turismo de México, explicó que en su país preparan grandes actos en centros ceremoniales en Tabasco, Quintana Roo, Chiapas, Campeche, Oaxaca, Veracruz y otras regiones.

Compartir artículo