domingo, 02 de octubre de 2022

Centroamérica, el istmo infinito

[b]Centroamérica, el istmo infinito[/b]

“Centroamérica, tan pequeña, tan grande” es la consigna que retoman los siete países del istmo para promocionarse en los mercados turísticos en 2012, un año que pone a la región en el centro de la atención internacional por la famosa “profecía maya del fin del mundo” -más racionalmente final de un “gran ciclo” del calendario maya- y que sus autoridades han decidido dedicar al turismo sostenible.

El pasado verano, el Consejo Centroamericano de Turismo declaró a 2012 como “año del turismo sostenible centroamericano”, reafirmando la política común enfocada en salvaguardar el patrimonio que comparten las siete naciones y que les permite promocionarse como un multidestino rico en cultura y naturaleza.

La idea es ofrecer un “turismo sostenible integrado” en la región de 521.033 km2 y casi 43 millones de habitantes, que cuenta con todo -o casi todo-, para atraer al turismo internacional: una de las tasas de biodiversidad más altas del planeta, ciudades coloniales, volcanes, sitios arqueológicos precolombinos, la segunda mayor barrera coralina del mundo, vastas selvas y centenares de playas en 5.570 km de costas en el Pacífico y Caribe, una riqueza que ahora se viste con crecientes inversiones hoteleras y de infraestructura.

Afortunadamente, el desarrollo turístico ha llegado a Centroamérica en años recientes, cuando ya estaban disponibles las experiencias de modelos intensivos orientados a maximizar usos de espacios y ganancias, que han comprometido el futuro de algunos destinos. En una época de cambios en las concepciones de desarrollo y en las dinámicas del turismo, sus ejes son hoy el multidestino, la sostenibilidad y las alianzas entre sector público y privado para alentar el desarrollo de PyMes turísticas y comunidades rurales.
Integración, promoción, inversión

Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá se promocionan a través del Sistema de Integración Turística de Centroamérica (SITCA) y la Agencia de Promoción Turística de Centroamérica. Impulsan nuevas rutas de aerolíneas internacionales y amplían las redes de las regionales TACA y Copa, al tiempo que elevan sus gastos en promoción y en la presencia, conjunta o por países, en grandes ferias como FITUR, ITB o WTM, y en otras de mercados lejanos como MITT Moscú, sin olvidar su espacio propio: Centroamérica Travel Market (CATM).

Productos como la Ruta Colonial y de los Volcanes, o la Guía Regional de la Ruta de Patrimonio Mundial de Centroamérica, que propone recorridos por sitios naturales, arqueológicos y arquitectónicos, acercan al viajero a una región en la que cada país ofrece sus particularidades y se convierte en un multidestino en sí mismo, aprovechando las fortalezas de sus vecinos y complementando su oferta.

Costa Rica, que recibe más de dos millones de turistas anuales y unas 250 escalas de cruceros (18% de la actividad turística), ha sido este año sede de la Cumbre Internacional de Turismo Médico, una modalidad que cada año le reporta entre 15 mil 20 mil visitantes y 560 millones de dólares.

El país, que ha desarrollado con éxito el turismo de aventura y los spas, firmó en los últimos meses acuerdos de cielos abiertos con Brasil y Canadá y asiste a un movimiento inversionista de cinco estrellas en Guanacaste (Pacífico), con los proyectos Dreams Las Mareas Resort & Spa (AMResorts, 400 habitaciones, spa y facilidades para convenciones), Paradisus Papagayo Bay (Meliá Hotels International, 381 habitaciones, spa) y un hotel PURE (Oriens Travel & Hotel Management, habitaciones, condominios, villas y golf).

Meses atrás, Starwood Hotels & Resorts Worldwide, Inc. anunció la apertura de su primer resort Todo Incluido, el Westin Resort & Spa Playa Conchal, en esa zona, que cada vez recibe más vuelos en el aeropuerto de Liberia, tanto desde Norteamérica y Centro y Sudamérica como desde Europa.

Honduras, el país que más cruceristas recibió en 2010 (800 mil), por delante de Belice (750 mil), Costa Rica (385 mil), Panamá (331 mil), Guatemala (89 mil), Nicaragua (36 mil) y El Salvador (2.360), espera llegar en 2011 a los 900 mil.

Recientemente, el evento “Honduras is open for business” presentó a inversionistas de más de 70 países un portafolio por 500 millones de dólares, en el que resaltan proyectos como el de un muelle de cruceros en Tela, hoteles y discotecas flotantes La Ceiba y Lago de Yojoa, alojamientos spa de montaña en Santa Bárbara, el aeródromo en Copán y un Canopy en el Parque Nacional Celaque. A la vez, se ha anunciado un quinto aeropuerto internacional para fines de 2013, en las inmediaciones de la capital.

Uno de los mayores proyectos es el de Residencias y Marinas en Port Royal, en Islas de la Bahía, con varios hoteles, viviendas y condominios por 268 millones de dólares.

Nicaragua, que busca en 2011 el millón de turistas internacionales, ya creó su propia feria de turismo (Fenitur) y, entre otros proyectos, anunció la construcción de dos puertos para yates en Bluefields y Corn Island.

En conjunto, en 2010 los países de la región recibieron 11,8 millones de visitantes, tanto turistas como excursionistas (un día de estancia, generalmente cruceristas). Aunque la propia región sigue siendo el principal emisor (41,8% del total), seguida de Norteamérica (37,1%), Europa se colocó al nivel de Sudamérica (en torno al 9%) y totalizó 760.170 turistas (+4% respecto a 2009), con España, Alemania, Inglaterra, Francia e Italia como principales emisores.

En el último año, abrieron rutas o aumentaron sus frecuencias a la región desde mercados europeos aerolíneas como Iberia (Panamá y El Salvador, lo que se sumó a los vuelos a Costa Rica y Guatemala), Air Berlin y Thomson. Esas y otras conexiones, así como el desarrollo de nuevos mercados como el ruso, serán claves en el empeño de recibir 10 millones de turistas en 2012 (20% más que en 2010), con ingresos por más de 8.500 millones de dólares, a lo cual se sumarían las cifras de excursionistas.

Compartir artículo