martes, 05 de julio de 2022

Feria de Turismo Rural impulsará desarrollo de más de 70 pequeños y medianos empresarios

[b]Feria de Turismo Rural impulsará desarrollo de más de 70 pequeños y medianos empresarios[/b]

• Evento se realizó el 3 y 4 de diciembre en el Centro Nacional de las Artes y la Tecnología en la Antigua Aduana.
• En el marco de esta actividad, se oficializó el Swing Criollo como la primera declaratoria de patrimonio cultural intangible de Costa Rica.

Con el objetivo de impulsar el rescate de las tradiciones, la autenticidad de los pueblos, la cultura costarricense y el reforzamiento de la idiosincrasia, el Centro Nacional de las Artes y la Tecnología en la antigua Aduana se convertió en la vitrina idónea para que 74 pequeños y medianos empresarios de todo el país promovieron el desarrollo de sus negocios, por medio de la IX Feria de Turismo Rural Comunitario, Huellas Ticas.

Además, fué el escenario para la realización de diversas presentaciones de bailes populares o expresiones dancísticas como bailes regionales, folclóricos, danza urbana, swing criollo, danza indígena, contemporánea, concierto de música afrolimonense, nueva danza guanacasteca, entre otros.

El Ministro de Turismo, Allan Flores, indicó que Costa Rica es una tierra que ofrece productos auténticos que permiten al turista integrarse en condiciones reales, generando una experiencia enriquecedora y es lo que esta feria viene a resaltar, la riqueza cultural de una gran diversidad de zonas como Talamanca, Sarapiquí, San Carlos, Cartago, Puntarenas, territorios indígenas como Térraba, Salitre, Boruca; la Península de Osa, Turrialba, barrios josefinos, Isla de Chira, entre muchos otros.

“Para el Instituto Costarricense de Turismo, realizar la IX Feria de Turismo Rural Comunitario representa una herramienta fundamental para acercar al costarricense a lo nuestro, a aquello que nos hace únicos y que motiva a que cada día, más y más turistas deseen aprender de nuestra cultura y vivir algo más que una vacación, una experiencia real en un entorno rural”, señalo Flores.

Por su parte, el Ministro de Cultura y Juventud, Manuel Obregón, aseguró que el fomento a la actividad turística cultural, que representa la Feria de Turismo Rural Comunitario “Huellas Ticas”, es una oportunidad clave para el desarrollo del país, que pretende establecerse de manera integral y diversificada, por medio del desarrollo local.

“En este escenario, la diversidad y la riqueza cultural, son dos importantes valores que se dan cita en este encuentro, donde el Turismo Rural Comunitario, por medio de su sostenibilidad ambiental y social, converge con el patrimonio cultural inmaterial, en un esfuerzo conjunto por promover, resaltar y cultivar el valor supremo del ser costarricense y con ello, elevar los rasgos de nuestra identidad cultural», resaltó Obregón.

Solo el año anterior casi 100 mil personas realizaron turismo rural (7% de los turistas que ingresaron por la vía aérea), con actividades como visita una comunidad rural, compartir con los habitantes actividades, tradiciones y estilos de vida (actividades agrícolas, tradiciones culturales y ambientes naturales), entre otros.

“El Turismo Rural Comunitario se ha constituido en la mejor carta de presentación ante el mundo para posicionar nuestro modelo de desarrollo sostenible e impulsar la educación y el aprendizaje, a través de prácticas turísticas responsables, que garanticen la facilitación de productos competitivos y la promoción de oportunidades para la participación local directa”, aseguró Flores.

Asimismo, en el 2010 se reportaron alrededor 400 mil turistas que ingresaron por la vía aérea y que realizaron turismo cultural, con actividades como visita a museos y galerías, turismo rural comunitario, cabalgatas.

[b]Swing Criollo, Patrimonio Cultural Intangible[/b]

Por primera vez en la historia, Costa Rica declaró el baile popular denominado Swing Criollo como patrimonio cultural intangible del país, en el marco de la IX Feria de Turismo Rural Comunitario Huellas Ticas.

Esta expresión dancística se ha convertido en una manifestación cultural que se ha adaptado al gusto general, sin importar los estratos sociales o la edad, lo que se evidencia en una conjugación de generaciones aficionadas a este tipo de baile.

Ante esta situación, durante la novena edición de la Feria de Turismo Rural Comunitario se ofreció una muestra de este baile popular, el cual es una representación clara del patrimonio cultural y de la identidad del costarricense.

Compartir artículo