martes, 28 de mayo de 2024

Boeing 787, un avión de ensueño que apuesta por Android

[b]Boeing 787, un avión de ensueño que apuesta por Android[/b]

Se trata, sin duda, de la joya de la corona para Boeing, su gran apuesta en el complejo mercado de la aviación civil, y todo un alarde de avances tecnológicos. El nuevo avión de los norteamericanos promete batir récords en diferentes ámbitos y parece que en el área del entretenimiento también pretenden innovar.

Así, el gigante estadounidense ha hecho público que apostará por Android como plataforma principal de ocio en cabina. La idea es dotar a los asientos con una serie de pantallas táctiles de forma que el usuario puede disfrutar de aplicaciones dedicadas, ver películas o incluso entretenerse con un juego. No crean que la apuesta es baladí, puesto que cada vez son más las aerolíneas que están planteándose ceder estos equipos mientras dure el vuelo para que éste resulte mucho más ameno. En este sentido, cada vez es más habitual ver a viajeros con sus iPads en pleno vuelo viendo una película o simplemente trabajando.

[b]Android deja atrás a sus rivales[/b]

La guerra de plataformas se libra en muchos más terrenos que en el de la telefonía móvil y los tablets. La apuesta por parte de Boeing de la plataforma de Google cierra el paso tanto a Apple como a Microsoft a la posibilidad de dotar de terminales en uno de los principales fabricantes de aviones del mundo.

Las cifras no son menores: aunque no queda claro cuántos tablets serán instalados en cada aeronave, Boeing cuenta ya con una cartera de pedidos para su Dreamliner de más de 800 unidades y serán varios tipos de tabletas los que podrán disfrutar los pasajeros de sus aviones.

Mark Larson, uno de los directores técnicos de Boeing, asegura que los aviones están ya preparados para recibir las tabletas. “Los tablets de Business y First no serán táctiles puesto que quedarán fuera del alcance del usuario”, explica. En su lugar, sugiere que el control del contenido será mediante gestos. No han trascendido más detalles del asunto, pero se sabe que las pantallas han sido encargadas a Panasonic.

Y a diferencia de lo que sucede en otros aviones de la casa, Boeing ha querido atar en corto la configuración de los tablets: las aerolíneas no podrán escoger, por una cuestión de costes y economías de escala, los modelos de tabletas, y según parece, las aplicaciones a instalar en los tablets también pasarían un férreo control para evitar problemas. La adopción de los tablets por parte de las aerolíneas tampoco es nueva: en mayo de este año, Alaskan Airlines comenzó un ambicioso proyecto en el que se pretende acabar con el papel en la cabina de mando.

En su lugar, comenzaron a sustituir este soporte por iPads que serían entregados con toda la documentación a los pilotos de la compañía.

Compartir artículo