viernes, 21 de junio de 2024

Nueva York se prepara para la presentación del Memorial al 11 de septiembre

[b]Nueva York se prepara para la presentación del Memorial al 11 de septiembre[/b]

Con motivo de cumplirse este año el décimo aniversario de los atentados de Nueva York, el próximo mes será inaugurado en esa ciudad el Memorial “11 de septiembre”, que debe quedar abierto al público en general el día 12. Este monumento pretende ser un tributo a la memoria de las cerca de 3 mil personas que fallecieron debido a los ataques terroristas en el World Trade Center, en Shanksville y en el Pentágono, informa la Oficina de Promoción Turística de esa urbe en un comunicado de prensa.

El Memorial 9/11 se sitúa en el mismo espacio en el que se encontraba el complejo del World Trade Center y ocupa aproximadamente la mitad de las más de 6 hectáreas que ocupaban ese enorme complejo. Este proyecto también cuenta con un museo que será inaugurado en septiembre de 2012.

En la obra a punto de abrir este año se incorporan dos gigantescas piscinas de aguas cristalinas, con las cascadas artificiales más altas de Norteamérica. Cada una ellas ocupa el espacio que una vez fue ocupado por cada una de las Torres Gemelas. El arquitecto Michael Aradd y el arquitecto paisajista Peter Waalker son los responsables del diseño de este Memorial, que fue seleccionado de entre los que se presentaron a una competición mundial, en la que participaron 5.200 propuestas de 63 países diferentes.

“La Plaza del Memorial, es una de las plazas más ecológicas jamás construidas, en donde encontramos más de 400 árboles que rodean las dos enormes piscinas. Su diseño transmite un espíritu de esperanza y renovación, y crea un espacio contemplativo separado y diferente de las vistas y sonidos habituales de una gran metrópolis”, refiere la nota de prensa de NYC & Company.

Los nombres de todas las personas que murieron en los atentados de 2001 y de 1993 se han grabado en paneles de bronce que bordean las piscinas, como un poderoso recordatorio de la enorme pérdida de vidas resultante de estos ataques terroristas, además de la más importante pérdida de miembros de los cuerpos de rescate en la historia de Estados Unidos.

Rodeando las piscinas, se encuentra un bosque de robles blancos que crean una susurrante bóveda de hojas sobre la plaza. “Este bosque ofrece un verde renacimiento en primavera, proporciona fresca sombra durante el caluroso verano neoyorquino y nos permitirá disfrutar de los rojos y naranjas del otoño en todo su esplendor. Un pequeño claro en este bosque, conocido como el Claro del Memorial, designa un espacio para reuniones y ceremonias especiales”, concluye la nota.

Compartir artículo