lunes, 04 de julio de 2022

Habrán cinco nuevos aeropuertos en Honduras

[b]Habrán cinco nuevos aeropuertos en Honduras[/b]

Cuatro aeropuertos internacionales, un quinto en perfectas condiciones (el de Palmerola en Comayagua), más otros cinco, algunos casi terminados y otros a punto de empezar, harán de Honduras un país con buena comunicación interna para el comercio y el turismo.

Así lo informaron autoridades que trabajan en los proyectos y establecen que las obras le costarán cerca de 500 millones de lempiras al Gobierno, más una contraparte internacional que buscan que sea no reembolsable. Los aeropuertos Toncontín en Tegucigalpa, Ramón Villeda Morales en San Pedro Sula, Golosón en La Ceiba y José Santos Guardiola en Islas de la Bahía, por su condición de internacionales, están concesionados, pero Palmerola, aunque tiene la mejor pista y ubicación, es privado.

[b]Terminales locales[/b]

Los otros cinco que serían para vuelos internos son El Aguacate en Catacamas, el de Trujillo en Colón, el de Puerto Lempira en Gracias a Dios, el de Choluteca, el de Gracias en Lempira y el de Copán. Los trabajos son distintos, pues algunos ya tienen la pista de tierra, en otros hay que terminar de aplicar capas asfálticas y a algunos como El Aguacate y Choluteca les falta la torre de control y acondicionar la terminal para instalar equipos de comunicación.

En Copán y Gracias aún falta todo por hacer, pero las autoridades creen que estarán listas dentro de tres años, antes de que termine el gobierno. El aeropuerto con mejor ubicación sería el de Palmerola, que de acuerdo con expertos tiene condiciones operables en el 96 por ciento del año, mientras que el de Cortés está cerca del 90%, pero corre el riesgo de inundarse.

Entretanto, el de Tegucigalpa anda por el 70%. En Palmerola, el riesgo de cierre sólo ocurre cuando hay tormentas demasiado fuertes porque no tiene amenaza de inundación, la nubosidad tampoco afecta por la amplia visibilidad y la bruma no es problema debido a que las corrientes de aire no le permiten acumularse en dicho valle, según Miguel Ángel Gámez, presidente de la comisión de Obras Públicas del Congreso Nacional.

[b]Fusionarán destinos[/b]

De las cinco pistas que se habitarán, la de Trujillo sería la más corta, aunque está en la orilla del mar, según Gámez. Nelly Jerez, secretaria de Turismo, dijo que desde el punto de vista turístico pretenden conectar a los cruceristas de Roatán con Copán para fusionar sol, playa y arqueología con tradición y folclore, y la pista de Gracias en Lempira. Manuel Cáceres, director general de Aeronáutica Civil, indicó que pretenden tener mejor comunicación interna, pues, en el caso de Puerto Lempira, la comunicación sólo es por aire o mar. Además podría ser una vía turística al desplazarse al río Plátano.

Entretanto, los aeropuertos de Choluteca y El Aguacate tienen más que ver con la actividad comercial, para darle mayor celeridad. Puerto Lempira y Copán tienen un componente más turístico, conectados con Roatán. En cifras aproximadas, dijo que sólo en Puerto Lempira la inversión ronda los 175 millones de lempiras, en Choluteca faltan unos 18 millones y en el resto hay que hacer inversiones considerables.

Compartir artículo