viernes, 19 de abril de 2024

Torre Trump en Panamá será proyectada como ícono latinoamericano

[b]Torre Trump en Panamá será proyectada como ícono latinoamericano[/b]

El proyecto Trump Ocean Club International Hotel & Tower, en Panamá se convertirá en 2011 en un ícono latinoamericano. El edificio con 284 metros de altura es el más elevado en la región y combina un diseño arquitectónico y cultural atrevido.

Así lo señalaron los hermanos Eric y Donald Trump, mientras inspeccionaban la obra, que será inaugurada el 6 de julio en presencia de su padre, el magnate Donald Trump, autoridades locales, empresarios y figuras del jet-set internacional.

«Definitivamente, será un primer paso para el movimiento del grupo para conquistar el mercado latinoamericano», indicó con entusiasmo Donald Trump hijo.

La torre se yergue en el exclusivo sector de Punta Pacífica, en Panamá. Posee 70 pisos y asemeja una nave velera. Fue diseñada por la firma de arquitectos colombianos Arias, Serna y Saravia, que apostó por una propuesta estructural lujosa, adaptada al trópico y al reto del ahorro energético.

De hecho, dos esculturas del artista colombiano Fernando Botero serán parte del atractivo cultural del edificio, valorado en más de 400 millones de dólares. Se estima que será uno de los pocos hoteles cinco estrellas en este país con mayor negocio en Latinoamérica.

El interior del inmueble está decorado con tapices vegetales confeccionados por artesanos panameños y maderas centenarias fosilizadas que fueron extraídas del Lago Gatún, en el Canal de Panamá, para adornar las paredes de un sui géneris bar, en el que se respira un aroma a bosque.

Eric Trump señaló que el proyecto es original y sostuvo que han sido resueltas la «críticas infundadas», de que el modelo desarrollado en Panamá es una copia de la torre Burj Dubai. «Una curva en un diseño no puede ser interpretada como una copia», recalcó el inversionista.

Por su parte, el director de Ventas y Mercadeo de Trump Ocean Club, el francés Thierry Baurez, informó que la construcción tendrá cinco elementos: un hotel de lujo, con 369 habitaciones, más de 634 unidades residenciales, un casino, un centro comercial y una isla con un club de playa privado.

La torre contará con 37 ascensores independientes, accesos separados y una estricta seguridad para huéspedes y visitantes. Asimismo, dispondrá de una cava, restaurantes a la carta, jardines y una «piscina infinita», y albergará 10 oficinas.

Baurez aclaró que la tras la inauguración en Panamá del nuevo hotel, cuyas habitaciones tendrán un precio promocional de 329 dólares por noche, los Trump inaugurarán este año otro imponente proyecto hotelero en Toronto, Canadá.

Compartir artículo