miércoles, 05 de octubre de 2022

El Mar Muerto, finalista en el concurso de las Siete Nuevas Maravillas Naturales

[b]El Mar Muerto, finalista en el concurso de las Siete Nuevas Maravillas Naturales[/b]

Publicitado como el punto más bajo de la tierra y el mayor spa natural del mundo, y uno de los sitios más emblemáticos de este país, el Mar Muerto está entre los 28 finalistas aspirantes a incluirse entre las Siete Nuevas Maravillas Naturales, un concurso que comenzó en 2007 y tendrá definidos sus resultados finales en noviembre de 2011.

Este certamen, que designará los entornos más bellos e impactantes del mundo que no hayan contado con la mano del hombre para su formación, inició su actividad en el año 2007, con la participación de más de 440 localizaciones de más de 220 países. Cuatro años después, sólo 28 de los enclaves participantes han logrado convertirse en candidatos finalistas: de ellos saldrán las nuevas 7 maravillas naturales del mundo, que serán elegidas de entre un billón de votos el 11 de noviembre de 2011.

Situado a más de 400 metros por debajo del nivel del mar, el Mar Muerto, fruto del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el enclave, es un peculiar lago que cuenta con unas características únicas en el mundo. Con una orografía de gran belleza, sus saladas y cálidas aguas suponen la principal atracción del destino, al contar con diez veces más de sal que las del resto de los mares del planeta y ser ricas en sales clorhídricas como el magnesio, sodio, potasio y bromo, entre otras.

Con tal riqueza de minerales, los tratamientos de salud y belleza del Mar Muerto son reconocidos a nivel mundial por sus poderes altamente beneficiosos para la salud y suponen un reclamo importante para los miles de turistas que, cada año, escogen sus templadas aguas para relajarse y disfrutar de dichos tratamientos naturales y hospedarse en los mejores complejos hoteleros.

Es una de las grandes atracciones del Reino hachemita de Jordania, que recibe al viajero como una nación moderna, dinámica, estable y segura. Desde las evocadoras y antiguas estepas de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán, y desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino único de lugares imponentes y misteriosos, alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y rejuvenecer al visitante.

Compartir artículo