martes, 05 de julio de 2022

Preparan en Nicaragua un segundo aeropuerto internacional

[b]Preparan en Nicaragua un segundo aeropuerto internacional[/b]

El gobierno nicaragüense concluyó la primera fase de los trabajos de rehabilitación del aeropuerto «Panchito», ubicado en el departamento capitalino, cuya pista quedó lista para recibir aviones de todo tipo.

Esa terminal aérea fue construida en la década de 1980 con fines militares, en medio de la guerra de agresión impuesta por Estados Unidos contra el gobierno sandinista que asumió las riendas del país en julio de 1979, pero fue desactivada y abandonada en 1990, tras lo cual sus instalaciones entraron en un proceso de paulatino deterioro.

Ubicado en Punta Huete, una península del municipio San Francisco Libre que se adentra en el lago Xolotlán, a unos 50 kilómetros de Managua, «Panchito» está listo para funcionar como alternativa del aeropuerto internacional Augusto C. Sandino de esta capital.

En caso de que haya una emergencia en el Sandino por desastres naturales u otro tipo de percance, «Panchito» está facultado para ser utilizado como pista alternativa, aseguró Orlando Castillo, director de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales de Nicaragua, en declaraciones divulgadas hoy aquí. La ciudad de Managua está asentada en una zona cruzada por numerosas fallas sísmicas y en dos ocasiones -en 1931 y 1972- fue parcialmente destruida por sendos terremotos.

Por ello no se descarta la posibilidad de que el aeropuerto Sandino, ubicado en la periferia de la urbe, sea afectado por un evento de esa naturaleza, y son frecuentes los ejercicios de preparación para enfrentar ese tipo de situaciones en la principal terminal aérea del país.

Con una inversión de cinco millones de dólares, los trabajos de rehabilitación de las instalaciones de Punta Huete comenzaron en 2008 y en su primera fase se remozó la pista de tres mil metros de longitud y se le dotó de una moderna torre de control, antenas de aproximación para guiar a los aviones, una sala de control aéreo y una cerca perimetral.

La segunda y última fase, que requiere una inversión de otros 25 millones de dólares, convertirá a «Panchito» en una terminal aérea internacional apta para operar vuelos comerciales, para lo cual se prevé la construcción de pistas alternas, hangares y una carretera de acceso, entre otras obras.

Compartir artículo