sábado, 26 de noviembre de 2022

Todo sobre el Jet Lag

Todo sobre el Jet Lag


El jet-lag se produce cuando el reloj corporal se ve perturbado al atravesar varias zonas horarias. Los síntomas pueden incluir fatiga, desorientación y la imposibilidad de dormir.


Su reloj corporal


En el fondo de su mente hay un reloj maestro de 24 horas que gobierna cada uno de los aspectos del funcionamiento del cuerpo. Se le llama el reloj circadiano (circ = alrededor de y diem = día) y sincroniza los siguientes sistemas internos para que funcionen correctamente relacionándose entre sí y con el mundo exterior:




  • ciclo del sueño y la vigilia

  • nivel de alerta

  • rendimiento

  • humor

  • niveles de hormonas

  • digestión

  • temperatura corporal

  • la luz es una de las principales pistas que usa el reloj para mantener este vínculo con el mundo exterior

Atravesar zonas horarias


Esto confunde al reloj corporal, ya que tiene que adaptarse a una nueva hora y a nuevos patrones de luz y actividad. Para empeorar las cosas, no todas las funciones corporales se ajustan a la misma velocidad. Por ejemplo, el ciclo de sueño y vigilia puede ajustarse más rápidamente que la temperatura. Y la digestión puede tener además otro ritmo. Al desconcertar al cuerpo de este modo, se produce el desorden mental y físico que llamamos jet-lag.


Viaje hacia el oeste


Aunque el reloj corporal tiene problemas para adaptarse a los viajes en los que se cambia de zona horaria, prefiere viajar en dirección de este a oeste. El motivo es que aunque vivimos en un día de 24 horas, el ritmo natural de nuestro reloj está programado para funcionar en un día con más de 24 horas. Así que nuestro reloj interno puede alargar el día de forma natural pero le resulta mucho mas difícil reducir el número de horas del día.

Al volar al oeste, se añaden horas y se avanza en la dirección natural del reloj interno. Por ejemplo, viajar hacia el oeste desde Londres a Nueva York supone alargar el día cinco horas, mientras que el vuelo en dirección este desde Nueva York a Londres reduce el día cinco horas.


Combatir el Jet-Lag


El reloj corporal puede necesitar varios días o varias semanas para adaptarse totalmente a una nueva zona horaria, así que puede resultar menos agresivo mantener sus horarios habituales si sólo va a estar fuera un período corto de tiempo (unas 48 horas o menos).

Si el viaje va a ser más largo, debería empezar a adaptarse a la nueva zona horaria nada más embarcar en el avión.


Cómo mantener su reloj corporal en la hora habitual


Necesita un poco de planificación previa pero estos consejos pueden ayudarle:




  • Calcule la diferencia horaria entre la hora de su país y la hora de su destino.

  • Piense en cuándo estaría normalmente dormido y cuándo despierto en su país y compárelo con las horas del nuevo destino.

  • Anote las horas del país de destino que corresponden a los momentos en que su reloj corporal estaría profundamente dormido en su casa (de 3 a 5 de la mañana y en menor medida de 3 a 5 de la tarde).

  • Evite programar reuniones importantes de negocios a estas horas en las que en casa estaría durmiendo.

  • Intente no exponerse a la luz en su destino si normalmente en casa en ese momento estaría en la oscuridad. Puede hacerlo quedándose en el interior o poniéndose gafas de sol cuando salga.

  • Cuando planifique las comidas, intente que su estómago siga el horario de su país. Así que si en su destino es hora de cenar pero en su casa estaría desayunando, intente tomar algo ligero, mejor que una pesada cena que su estómago quizá no esté listo para digerir.

.

Compartir artículo